Ven, siente y desconecta en el mayor pinar de Europa

Tradiciones y costumbres

Las tradiciones y costumbres de Covaleda están marcadas por la historia de la localidad.

Las fiestas de la zona son dos

San Quirico y Santa Julita (15-16 junio)

Son los patrones de Covaleda y en su honor se celebran estas fiestas patronales en las que una procesión lleva a los santos por las calles del pueblo y en las que no falta la música por las calles, las comparsas de gigantes y cabezudos, las degustaciones de productos típicos de la zona y la diversión garantizada por la alegría y hospitalidad de sus gentes.

San Lorenzo (9-13 agosto)

Son las fiestas mayores en honor a San Lorenzo y en ellas vas a encontrar fiesta y tradición al más puro estilo de la localidad. Cinco días de fiesta con los habitantes en sus trajes típicos de piñorra y piñorro, procesiones con el santo por el pueblo, actos religiosos con destacadas personalidades religiosas, música con el tradicional concierto de la Banda de Música Local, pasacalles y bailes públicos, partidos de pelota donde se ve la afición de este pueblo por este deporte y que reúnen a numerosas personas, su tradicional “caldereta” que reúne a vecinos y turstas en un paraje natural muy especial, el paseo de las antorchas que recorren el pueblo al anochecer y que son apagadas al llegar a la plaza antes de que empiecen los fuegos artificiales.

El traje de piñorra

El traje típico de Covaleda es el traje de piñorra y piñorro.

El traje de piñorra consiste en un jugón de color negro de cuello alto con una puntilla de color blanco adornado con un broche o camafeo llamado en Covaleda “sígueme pollo”, la falda es de paño rojo con tres bandas de terciopelo negro en la parte inferior y borde cubierto con tela negra, la enagua de color blanco con puntillas, el delantal bordado o con abalorios, los calcetines calados de algodón blanco y los zapatos de tacón negros con cintas negras de cordones. Se completa con un mantón de paño negro bordado con flores de colores, un peinado de tres trenzas sujetas con horquillas de moño y cogidas con un lazo negro de terciopelo llamado “picaporte” y pendientes dorados con adornos rojos.

El traje del piñorro está formado por camisa blanca de manga larga con “cuello cura”, chaleco de pana negro, pantalón de pana negro hasta la pantorrilla con una pequeña abertura lateral, calcetines o “pedugas” de lana o algodón blanco clados, zapatillas de cáñamo  blancas entrelazadas con tiras de color negro altas hasta la pantorrilla. Se completa con un fajín de color rojo enrollado en la cintura, un pañuelo de cuadros metido entre la cintura y el pantalón y boina de color negro.

Leyendas que rodean Covaleda

Y dentro de las tradiciones y costumbres de esta zona, no podemos olvidarnos de las leyendas sobre los parajes que rodean Covaleda. Las más conocidas son la leyenda de la Piedra Andadera, una piedra de gran tamaño en equilibrio que oscila sobre su base sin hacer demasiada fuerza y que. Según cuenta la tradición, tiene el poder de situarse donde quiere y moverse a su voluntad de un lugar a otro… La leyenda de la Laguna Negra cuenta que esa laguna no tiene fondo y que, a través de túneles subterráneos, llega hasta el mar… Y la leyenda de la Virgen del Espino, una virgen que se le apareció sobre un espino y una luz a un pastor tras la reconquista de Soria por los cristianos a los árabes, El pastor volvió a buscarla y, tras encontrarla de nuevo, la llevó definitivamente a Covaleda. La Virgen del Espino se encuentra hoy en la iglesia que lleva su mismo nombre en Soria.

Te recomendamos