Ven, siente y desconecta en el mayor pinar de Europa

Patrimonio histórico y cultural de Covaleda que no puedes perderte

29/01/2014 - 07:19 - Historia y patrimonio

  • Iglesia San Quirico y Santa Julita
  • Iglesia San Quirico y Santa Julita
  • Ermita Virgen del Campo
  • Puente Soria
  • Puente Santo Domingo
  • Campamento Raso de la Nava
  • Tumbas Antropomórficas
  • Tumbas Antropomórficas

Queda claro que llegar a Covaleda no es solo nuestro paraje natural, la fauna y la flora también tenemos un patrimonio histórico y cultural que no puedes dejar de visitar en tu escapada a nuestra tierra.

¡Nuestras propuestas!

Iglesia de San Quirico y Santa Julita

Se trata de una iglesia de estilo Gótico-tardía, es uno de los últimos ejemplos del gótico soriano, dedicada a San Quirico y Santa Julita, es del s. XVII y está construida sobre una iglesia anterior de la cual solo queda el arco conopial del s. XV.

Se levanta sobre roca en la que aparecen excavadas distintas sepulturas antropoides. En la actualidad está adosada a la casa curato. Construcción en sillar y tres naves, separadas por arcos de medio punto sobre pilares cruciformes. Los tramos de la nave central se cubren con bóveda de terceletes sencillos y terceletes con combados. El coro, a los pies, moderno, con arco de medio punto e inscripción: “1958”. La torre, igualmente a los pies, es un paralelepípedo de tres pisos y cinco vanos conservando una puerta de arco conopial con baquetones que corresponde a finales del siglo XV.

La portada principal se encuentra en el lado de la Epístola, de arco de medio punto rebajado y gran dovelaje con inscripción: “1700”, que se abre a una especie de ingreso, cuya puerta de acceso a la iglesia presenta arco de medio punto con rosca decorada con casetones entre pilastras y entablamento coronado por frontón triangular partido, en el interior, venera con la imagen de la Virgen coronada. En el lado del Evangelio se encuentra otra portada de arco de medio punto con casetones en la rosca y rematada en frontón triangulas.
Cronológicamente la iglesia fue construida entre 1697 y 1704, interviniendo en su realización, el maestro Baltasar de Pontones.

Nuestra iglesia, tiene tres naves rectangulares, que tienen desigual anchura y altura. Están divididas en dos tramos, y la nave principal se prolonga en un tercer tramo también rectangular, como la cabecera, evocando así la configuración del templo una planta de cruz Griega. Las naves se separan por pilares de núcleo cuadrangular a los que se adosan pilastras Toscanas (pertenecientes a Italia) de cajeados frentes renacientes que se alzan sobre los basamentos cuadrados. Los armazones de las bóvedas estaban incrustados entre las pilas tras concebidas a manera de capitel.

La capilla mayor posee bóveda de crucería que sube por un lado del arco diagonal hasta la línea media de 5 claves. En los trazados de las crucerías de los tramos de la nave central predominan las formas tentaculadas. En la capilla mayor, motivos plurales con botón central, que a lo largo del templo, constituyen el factor ornamental dominante; una cruz y una estrella de seis puntas.

El coro está situado de forma encajada en el último tramo de la nave central, a la que se abre a través de un arco de medio punto, de sección rectangular. A la sacristía adosada a la cabecera, en el lado de la Epístola, se accede por una puerta adintelada. Constituye una estancia de planta cuadrangular sin ningún carácter. La torre se dispone a los pies del templo adosada al último tramo de la nave central. El cuerpo de campanas está perforado por dos ventanales de arco de medio punto, en el frente occidental, y por uno en los restantes frentes. En la clave del arco, creemos ver restos totalmente erosionados de las armas de un blasón. Esta puerta debe corresponder a los últimos años del s. XV o a comienzos del s. XVI.

Ermita de la Virgen del Campo

La ermita de Nuestra Señora del Campo, fue una iglesia en la antigüedad, que pertenecía a los monjes Benitos de Oña, en el arzobispado de Burgos, de quienes fue este pueblo y territorio, fue después vendida con todos los privilegios y acciones a los vecinos de Covaleda.

La ermita está citada a fines del siglo XVIII, aunque llegó hasta nosotros en estado ruinoso. El edificio constaba de una nave, ya totalmente destechada, la cual culmina en una capilla mayor de planta cuadrangular. Esta dependencia que poseía una moderna armadura de carpintería, conservaba todavía los arranques de los nervios llamados a formar la crucería de su primitiva bóveda. Estos arranques se embeben en columnas de fuste liso y base modulada sobre un pequeño cuerpo sólido con base y cornisa modulada, y aún así permanecían, todavía, en pie las dos piezas labradas que al ponerlas verticalmente sostenía el primitivo arco triunfal.

La puerta se resuelve en simple arco de medio punto y a los pies se encarama el campanario de una sola pared en las que están abiertos los huecos para colocar las campanas. Los arcos, elementos arquitectónicos, colocados en la capilla mayor, van bien con los primeros años del siglo XVI.

Debe ser obra coetánea de la puesta de arco de forma de cono, que sirve de acceso al murete o vallado de la Iglesia Parroquial del lugar. Su reconstrucción fue inaugurada el 1 de Julio de 1914.

Puente de Soria

El Puente de Soria sobre el río Duero, de estilo gótico, fue construido en el siglo XVII y declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2000. Se encuentra a la altura del km. 43 de la carretera CL-117, a escasos dos kilómetros de Covaleda, en un camino forestal próximo al Refugio de Pescadores, una zona de gran valor paisajístico.

Consta de un solo vano, con una luz de 11,50 metros de 24 metros de longitud, con una anchura de tablero de 3,60 metros y una altura máxima rasante de 5,70 metros. La estructura está realizada con sillares de buena factura, aunque el estribo presenta una sillería de diferente época, resultado quizá de diferentes reparaciones. La bóveda del arco tiene dovelas bien construidas, en forma de arco apuntado. Los tímpanos se conservan bastante bien, son de buena sillería, disponiéndose ésta de forma apuntada para acomodarse a la clave del arco; aspecto éste que se prolonga hasta el pretil del puente. Los pretiles son, por tanto, la continuación del propio tímpano, rematados por albardellas semicirculares también de sillería.

Puente de Santo Domingo

El Puente de Santo Domingo está situado en un entorno de gran valor paisajístico y declarado Bien de Interés Cultural en el año 2000. Su construcción se atribuye al siglo XII y está construído en sillería bien labrada, de dimensiones casi ciclópeas con diámetros entre 70 y 30 centímetros, con un solo vano formado por una bóveda de cañón grande  y estribo de rampa.

En sus extremos aún permanecen restos de la calzada romana. Continuando los muros de los estribos existe aguas abajo en su lado derecho, el fundamento de lo que debió ser una torre de defensa o un portón de control de paso. Las dimensiones del puente son vano con una luz de 7 metros, una longitud total de 18,50 metros, anchura de tablero de 2,90 metros y 4 metros de altura máxima rasante..

Campamento Raso de la Nava

El Campamento Juvenil “Raso de la Nava” se encuentra situado dentro del término municipal de Covaleda, cuenta con una superficie de unas 23 hectáreas aproximadamente, en las que podemos encontrar una gran expansión de terreno destinado a acampar y diferentes instalaciones, éstas cuentan con ocho edificios, cada uno de ellos adecuado para diferentes usos. Estas instalaciones son: cocina, enfermería, baños de chicas y de chicos, un refugio dividido en dos estancias y tres almacenes. Todo el perímetro cercado con vallas de madera.

En este mismo lugar, encontramos la Ermita de “Santa María de la Fe”, se construyó en el año 1947, a la vez que el arco de piedra de la entrada. Se trata de una capilla de pequeñas dimensiones que alberga en su interior un altar con la imagen de Santa María de la Fe. El exterior del edificio muestra una sólida construcción con piedra sillar de gruesos muros destacando como elemento decorativo los contrafuertes y la gran cruz labrada en piedra, en la fachada principal se abre una gran puerta.

Muro Ciclópeo y Tumbas Antropomórficas

Como muestra de los antiguos asentamientos encontramos un muro Ciclópeo, que se construyó como medida de protección y que algunos investigadores sitúan cronológicamente en los siglos IV al III a.C., en plena cultura celtibera. Se trata de cuatro construcciones aisladas en rectángulo irregular que distaban entre sí unos cincuenta o sesenta metros; estos muros formados por una sola hilada de piedra aprovechaban como apoyo los afloramientos rocosos. Todos los indicios señalan que hubo un primitivo asentamiento tal vez relacionado con el aprovechamiento ganadero y cinegético de la zona.

No muy lejos del Puente de “Santo Domingo”, en lo que se conoce como el Pozo de San Millán podemos encontrar tres sepulturas antropomórficas, excavadas en la roca, de cronología altomedieval. Estas tumbas son el resultado de los asentamientos que tuvieron lugar en ese paraje.

Las “Sierras de Agua” o “Sierras Verticales”

Son rústicas obras hidráulicas, auténticos prodigios de la imaginación de los artesanos y convertidas en aserraderos de madera utilizando directamente la fuerza del agua de ríos y arroyos donde se ubicaban. Actualmente están en desuso y han sido sustituidas por modernos aserraderos, pero han quedado integradas en el paisaje del bosque como testigo mudo de la tradicional actividad maderera y del trabajo de sus gentes.

¿Quieres compartirlo?

Recibe todas las novedades en tu email

Suscribirme

También te gustarán ...